El ejemplar mide más de ocho metros de largo y fue hallado demasiado lejos de su hábitat natural. Un misterio que desvela a los científicos.


Un ejemplar de ballena jorobada apareció sin vida a pocos metros del río Amazonas y su hallazgo provoca el desconcierto de los científicos expertos, ya que fue encontrado el pasado viernes a 15 metros de la playa de Araruna, en el estado de Pará, Brasil. 

El instituto Bicho D’Agua fue el encargado de difundir las imágenes del animal, y los investigadores de esa entidad detallaron que se trata de una cría de un año que no presentaba heridas visibles. El animal tiene 8,4 metros de largo y 6 de ancho.

“La ballena encalló en la playa y fue llevada por la marea dentro de las matas”, explicó inicialmente Dirlene Silva, secretaria del Medio Ambiente de Sour, en diálogo con el portal UOL. Además, explicaron que fue encontrada gracias al vuelo de aves a su alrededor.

El cuerpo de la ballena jorobada, también conocida como “yubarta”, será sometido a una autopsia para determinar las causas de su muerte. Y a partir de esa información, intentarán saber cómo el animal llegó hasta un lugar tan distante del mar abierto, su hábitat natural.

Por su parte Maura Elisabeth Moraes de Souza, una oceanógrafa, cree que era la primera vez que la ballena, al ser cachorra, iba a migrar sola y no lo logró: “Debe haber entrado en una corriente fuerte, ya que tuvimos dos días de ‘súper-marea’, y no logró volver”.

La ballena jorobada es una de las más reconocidas de todas las especies debido a la joroba de la aleta dorsal. Las que viven en las regiones más frías pueden pesar hasta 50 toneladas, mientras que las de las zonas tropicales pesan alrededor de 30. Además poseen grandes aletas que son comparadas con alas, ya que saltan fuera del agua.




Comentarios