El polémico video se viralizó en las últimas horas a través de las redes sociales. 


Carlito García es un joven filipino de 13 años adicto a los videojuegos. Su caso se hizo conocido por un polémico video que e viralizó en las últimas horas en el que se puede ver a su madre, Lilybeth Marvel, dándole de comer en la boca mientras él juega.

La madre camina por las calles de Nueva Écija, en Filipinas, con un plato de comida en la mano hasta llegar al cibercafé en el que su hijo se encuentra desde hace 48 horas, jugando sin parar.

“Solía ​​fastidiarme con sus juegos on line. Pero eso no funcionó. Así que estoy intentando un enfoque diferente”, explicó Lilybeth al Daily Mail.

Trato de hacerle sentir que pase lo que pase en su vida, soy su madre que lo ama y lo cuida“, agregó.






Comentarios