Juan Manuel Trejo se quedó sin club y empezó a trabajar con la aplicación de transporte de pasajeros. 


Ser conductor de Uber es un trabajo que ayuda a muchos argentinos en este momento de crisis a conseguir un ingreso extra. En las últimas horas, comenzó a circular en las redes sociales la imagen de un futbolista en un perfil de esta aplicación de servicios de transporte.

Un usuario de Twitter publicó una foto en la que se ve a quien fuera promesa de Independiente, y escribió: “Mi hermana se pidió un Uber y vino JUAN MANUEL TREJO. No hay remate”. Inmediatamente, las reacciones comenzaron a llegar. 

Algunos se burlaron del futbolista de 27 años, mientras que otros valoraron la actitud del jugador, que no logró consolidarse en la Primera del club. Trejo hizo inferiores en el club de Avellaneda y después tuvo un paso por Quilmes.

En diálogo con Olé, el jugador tucumano que se quedó sin club, contó cómo surgió la idea de trabajar como chofer: “No quería estar maquinando en mi casa si consigo o no club. Mientras, entreno a la mañana y a la tarde por mi cuenta”.

“Es duro saber que tenés una vida dentro del fútbol y tener que alejarse. La mitad de mi vida la pasé en una cancha. También el fallecimiento de mi viejo me tiró abajo porque no me lo esperaba”, agregó Trejo.

Al conocerse la noticia, un dirigente del club manifestó: “No tenía conducta. Había jugado la Sudamericana y el fin de semana siguiente estaba jugando por guita en Wilde”.






Comentarios