Repudio internacional a la ruptura del orden democrático en Venezuela



Estados Unidos, México, Brasil, Chile y Perú condenaron la decisión del Tribunal Supremo de atribuirse las funciones del Parlamento.

Líderes del mundo repudiaron este jueves la situación que se vive en Venezuela, luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) asumiera las competencias del Parlamento, acción calificada por la OEA como un “autogolpe”.

El gobierno chileno expresó su “más alta preocupación” por la decisión de la Corte Suprema. “Esta situación nos lleva a consultar con los países amigos cómo proceder de ahora en adelante”, dijo el canciller Heraldo Muñoz.

“Es inaceptable lo que ocurre”, aseveró el presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski. Por su parte, la Cancillería de su país anunció el retiro “definitivo” de su embajador en Venezuela.

“El gobierno brasileño repudia la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Venezuela que retiró de la Asamblea Nacional sus prerrogativas, en una clara ruptura del orden constitucional”, sostuvo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil.

Desde los Estados Unidos denunciaron que la medida es “una ruptura de las normas democráticas”. A su vez, destacaron que el dictamen “daña en gran medida las instituciones democráticas de Venezuela y niega al pueblo venezolano el derecho de moldear el futuro de su país a través de sus representantes electos”.

En la misma sintonía, el canciller mexicano, Luis Videgaray, afirmó que su gobierno está preocupado por lo que considera un “deterioro del orden democrático” del país bajo el régimen chavista.

La Unión Europea también condenó la situación que se vive en al país de Maduro. Pidió un “calendario electoral claro” en Venezuela y llamó a “respetar la Asamblea Nacional y a todos sus miembros”.