Ocurrió en una universidad de Estados Unidos. La docente le dijo "¡aprobado de por vida!".


Una cómica secuencia se dio en el aula de una universidad de Estados Unidos cuando un conocido personaje de la televisión ingresó a la clase. Se trataba de Garfield, el simpático gato anaranjado amante de la lasagna.

El original disfraz lo llevaba un estudiante de la Universidad Estatal de Arquitectura y Arte de los Urales. Su intención era agradar a la profesora, que todos conocían como una amante de los gatos.

En lugar de enojarse o castigar al bromista, la docente reaccionó asombrosamente: comenzó a abrazar y acariciar al personaje, y se despachó con una promesa: ¡aprobado de por vida!, le dijo al estudiante.

Las imágenes se difundieron en una red social y pusieron en alerta al rector de la institución, que aseguró que investigará el hecho, ya que sospecha que podría haber sido una movida de los estudiantes para conmover a la docente por su amor a los gatos.

Incluso, dijo, para las fechas de exámenes, los alumnos suelen usar ropa con estampado de gatos y detalles similares.






Comentarios