El controvertido músico habló de su vida en pareja con Hailey Baldwin. También recordó los vicios que logró dejar atrás.


Justin Bieber se encuentra viviendo uno de los mejores momentos personales: felizmente casado con la modelo Hailey Baldwin, el canadiense dejó atrás un pasado lleno de escándalos y vicios. En una entrevista con la revista Vogue, el músico contó detalles de su boda y habló sobre su nueva vida.

La pareja contó que se conocieron en un programa de televisión en 2009. Primero se hicieron amigos y con el tiempo el vínculo comenzó a profundizarse. Salieron una vez, no funcionó. El tiempo volvió a encontrarlos en junio de 2018, y ya no se separaron más.

Justin y Hailey comenzaron siendo amigos (Foto: Vogue)

“Creo que el sexo puede causar mucho dolor. A veces las personas tienen relaciones sexuales porque no se sienten lo suficientemente bien. Porque carecen de autoestima. Quería dedicarme a Dios de esa manera porque realmente sentía que era lo mejor para mi alma. Y creo que Dios me bendijo con Hailey”, reveló Bieber, quien llegó al matrimonio sin mantener relaciones sexuales con su entonces novia.

Según explicó el cantante, antes de conocer a Baldwin se había propuesto un año de celibato para curarse de su adicción al sexo. Hoy vive una nueva vida y sostuvo que una de las cosas más importantes es “encontrar la paz”.






Comentarios