"¡Qué más podía pedir para completar mi día soñado!", contó el santafecino en su momento.


El 8 de febrero de 2012, Emiliano Sala hizo su debut en el fútbol profesional con el Girondins de Bordeaux ante Lyon por los octavos de final de la Copa de Francia. Y en ese encuentro, conoció personalmente a uno de sus ídolos: Lisandro López, actual goleador de la Superliga con Racing.

Lisandro López estuvo en Lyon desde 2009 hasta 2014. (AFP)

Sala, que por aquel entonces tenía 21 años, arrancó en el banco e ingresó en tiempo extra cuando su equipo caía 2-1. “No iba a entrar. Cuando nos meten el segundo gol, viene el DT y me dice que vaya a calentar, que iba a ponerme. Yo no sabía para donde correr“, reveló en su momento a Radio Bar 104.9, de su Progreso natal.

Estaba muy contento, en el momento que tenía que entrar mi ansiedad crecía más y más al ver que no se iba nunca la pelota para poder hacer el cambio, hasta que finalmente se dio y se me cruzaron miles cosas por la cabeza, un sentimiento que será único e inexplicable”, agregó Sala, que poco le importó haber perdido 3-1 ante el equipo de López.

Emiliano Sala, en sus inicios en el Bordeaux.

Al finalizar el partido, la alegría sería doble para el delantero santafecino. Es que se dio el lujo de cambiar su primera camiseta con el “Licha”. “Cuando termina me acerco a Lisandro López, para saludarlo, luego amaga a irse y rápidamente le digo que soy argentino. Por suerte volvió, hablamos un rato de todo, en lo que me preguntó de dónde era, hasta que luego me dijo que lo espere en el pasillo de los vestuarios así intercambiamos las camisetas. ¡Qué más podía pedir para completar mi día soñado! Debut en Primera y camiseta de uno de mis ídolos, la verdad que inigualable”, contó feliz.

Lisandro López, en su paso por Lyon. (AP)






Comentarios