Se trata de la presunta "extorsión" de un productor agropecuario a cambio de no involucrarlo en la causa de sobre la corrupción kirchnerista.


El fiscal federal Carlos Stornelli calificó este viernes como una “clara operación” la denuncia judicial en su contra por la presunta “extorsión” de un productor agropecuario a cambio de no involucrarlo en la causa de los cuadernos sobre la corrupción kirchnerista.

“Es una operación, una clara operación. La verdad que mucho más no puedo decir. Esperaba mucho antes una cosa de estas, la verdad que se demoraron bastante estos muchachos, pero pasa todo el tiempo, me ha pasado en el pasado en la causa de las armas de (Carlos) Menem”, aseguró el Stornelli en declaraciones radiales.

El fiscal rechazó la acusación, que quedó en manos del Juzgado Federal de Dolores, a cargo del juez Alejo Ramos Padilla, y cuyos detalles se difundieron a través del sitio web del periodista Horacio Verbitzky denominado “El Cohete a la Luna”.

“Es alguien que busca embarrar la cancha en la causa de los cuadernos”, se limitó a opinar Stornelli sobre quienes impulsaron la causa contra su persona, y no descartó que el objetivo sea “apartarlo” de ese caso.

Carlos Stornelli, en la puerta de Tribunales.

Puntualmente, la denuncia indica que el fiscal federal extorsionó mediante un intermediario, el abogado Marcelo D’Alessio, al productor agropecuario Pedro Etchebest para no involucrarlo en la causa de los cuadernos, en la que habría sido mencionado por uno de los arrepentidos.

Al respecto, en su nota Verbitzky detalló: “Invocando amistad con el fiscal Carlos Stornelli, Marcelo D’Alessio le pidió 500.000 dólares al productor agropecuario Pedro Etchebest, a cambio de que no se investigara su presunta participación en delitos mencionada por el arrepentido ex presidente de la ONCA, Juan Manuel Campillo, quien sindicó a Etchebest como recaudador ‘entre propietarios de campos de orientación ganadera a cambio de beneficios’ de la ex Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario”.

La publicación periodística añade que el número exigido luego habría quedado en 300.000 dólares y complementa los datos con filmaciones y con audios sobre los encuentros entre D’Alessio y Etchebest. También se difundió una imagen con los dólares que el productor le habría entregado al abogado y la respectiva numeración de los mismos.

Carlos Stornelli, durante el allanamiento a la casa de Oscar Centeno

Stornelli reconoció que “conoce” a D’Alessio, pero aclaró: “Por supuesto que no me hago cargo de lo que haya dicho ni de lo que pueda decir, yo me hago cargo de lo que digo yo y de lo que hago yo, la verdad que no tengo idea, no sé a qué responde esto, el denunciante es una persona que no conozco, que tampoco está mencionada en la causa de los cuadernos, así que no sé de qué manera esto podría suceder”.

El representante del Ministerio Público Fiscal explicó que a D’Alessio lo conoce porque “ha estado varias veces en Fiscalía” para “llevar información sobre Gas Licuado”, la causa que lleva adelante el juez federal Claudio Bonadio para determinar si hubo irregularidades en la compra de ese combustible al exterior .

“Incluso prestó declaración en ese sentido, trajo documentación, después acompañó a un denunciante. Pero no soy amigo ni nada”, dijo y para diferenciarse aún más sentenció: “En mi nombre no habla nadie”.

El fiscal federal remarcó que “sabe” quiénes están detrás de lo que el definió como “una operación” pero evitó dar a conocer los nombres. “No lo puedo decir públicamente, pero lo sé”, se limitó a señalar ante las consultas periodísticas.

La versión D’Alessandro “Stornelli no es mi jefe, nunca me encargó ningún tipo de trabajo”, afirmó el abogado D’Alessandro, a quien se lo acusa de ser el intermediario del juez federal para extorsionar al ruralista Etchebest.

El letrado también salió a tratar de aclarar su situación frente a la causa judicial y reconoció que le solicitó dinero al productor agropecuario como parte de una “técnica” para “hallar la verdad” y determinar “dónde está el dinero que está faltando”.

D’Alessandro aseguró que Etchebest era un “operador” de Campillo y que una de sus tareas era cobrar “un 25% sobre una suerte de retornos de los impuestos y cosas por el estilo”. Agregó que cuando al expresidente de la ONCA lo detienen en el marco de la causa de los cuadernos, el productor rural “se pone muy nervioso”.

Respecto a la información y el material audiovisual sobre su actuación, el abogado consideró que “lo que se filtra” es parte del “ardid que tiene que ver con su trabajo, que es hallar la verdad”.

“Por ejemplo, cuando se le pide dinero a una persona no es para tomarle 300 mil dólares, 200 mil, 100 mil o lo que mongo sea, por el amor de Dios, sino para ver de dónde sale. No es lo mismo que diga ‘lo tengo en una caja de seguridad en Buenos Aires, a que diga lo tengo que traer de los Estados Unidos o de una mesa, de tal lugar, es decir, es parte de la investigación, que obviamente interrumpe este hombre Etchebest”.

En tal sentido, insistió: “Es una técnica que tiene que ver con hallar la verdad”. Aunque D’Alessandro no integra los equipos de investigación abocados a la causa de los cuadernos, aseguró que intervino porque Etchebest lo contactó y eso para él es “algo totalmente precioso en términos investigativos”.

“Evidentemente (a Etchebest) le dieron el dato que yo conocía, o tenía más conocimiento del que tengo, del señor Stornelli o del señor Bonadio, que lo vi una sola vez en mi vida”, opinó.

Carrió apuntó contra el kirchnerismo

La diputada nacional y una de las socias clave dentro de la coalición de gobierno Cambiemos Elisa Carrió apuntó contra el kirchnerismo por la denuncia contra el fiscal Stornelli y al indicar que el magistrado de Dolores que lleva adelante la causa “responde a La Cámpora”.

“El Juez Federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, quien responde a La Cámpora, estaría haciendo una operación para ensuciar al Fiscal Stornelli. Vamos a poner en conocimiento al Juez de la causa”, denunció Carrió.

Con información de la Corresponsalía Buenos Aires






Comentarios