Es con el objetivo de rechazar, fundamentalmente, los tarifazos y los despidos.


El secretario general de la CTA, Hugo Yasky, aseguró este jueves que están dadas las “condiciones” para que las principales centrales obreras realicen un “gran paro nacional” con movilización para rechazar, fundamentalmente, contra los tarifazos y los despidos.

Hugo Yasky.

El referente gremial se mostró a favor de realizar un “paro nacional que sea con movilización y que exprese toda la conflictividad” y destacó las protestas que se realizarán en las provincias de Córdoba y de Mendoza para rechazar la suba de las tarifas de los servicios públicos.

Yasky evaluó que “están dadas las condiciones” para realizar una medida de fuerza contra el Gobierno nacional por “la confluencia del conflicto del tarifazo, con el inicio de las discusiones paritarias y los despidos que se están dando en el sector industrial, todos los días se anuncia que alguna empresa radicada en la Argentina se va”.

“Todo esto se suma para que, efectivamente, se den las condiciones para la convocatoria de un gran paro nacional”, remarcó en declaraciones radiales.

El titular de la CTA agregó que “además debe ser un paro también de la sociedad, no solamente del movimiento sindical, un paro construido desde todos los foros de la sociedad”. En tal sentido, resaltó la modalidad de protesta que este jueves realizarán en Córdoba y Mendoza.

“Hoy vamos a estar en la marcha de las antorchas en Córdoba, la marcha que se hace contra el tarifazo, ahí converge todo el espectro sindical de la provincia de Córdoba, de las multisectoriales contra el tarifazo, los movimientos barriales. Lo mismo va a suceder hoy en Mendoza”, detalló.

De esta manera, Yasky se acopló a los planteos que realizó a mediados del mes pasado el exintegrante de la conducción de la CGT y titular de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), Juan Carlos Schmid.

JUan Caros Schmid.

El referente del moyanismo remarcó que existen “condiciones objetivas” para que la central obrera lance “un nuevo paro general”, pero explicó que “la fragmentación político-sindical lo dificulta”.

“Existen condiciones objetivas para que la central obrera convoque a una nueva huelga nacional, pero la fragmentación política y sindical dificulta su concreción”, afirmó Schmid durante una actividad que realizó en la ciudad de Rosario.






Comentarios