El Gobierno revisará caso por caso el beneficio que reciben más de un millón de personas.


En las próximas horas, el Gobierno nacional publicará una resolución a través de la cual se realizará una renovación de los certificados médicos de los titulares de las pensiones por discapacidad. El objetivo es agilizar y transparentar su otorgamiento, y al mismo tiempo revisar los casos de aquellos beneficiarios que no cumplen con los requisitos. 

Ante la consulta de Clarín, desde la Casa Rosada afirmaron que “no se va a cortar con ninguna pensión de forma automática. Se comenzarán a actualizar los certificados médicos que están actualmente en papel. Vamos a analizar cada caso en particular y, si hiciera falta, convocaremos uno por uno”.

Durante la década kirchnerista, se pasó de unas 170 mil pensiones a más de un millón de beneficiarios, y eso genera sospechas en el Gobierno. Desde marzo, todos ellos recibirán $7.287,25.

A lo largo de este año, la Agencia convocará a unas 120 mil personas para actualizar datos. Durante una primer etapa de análisis surgieron más de 10 mil casos de incompatibilidades. “Muchos figuraban con trabajo registrado. Otros que ni siquiera estaban en el país. Y hasta hubo casos de beneficiarios que pasaban tres meses sin ir a cobrar”, informaron también a Clarín.

Uno de los obstáculos que impidió conocer en detalle los expedientes de los beneficiarios fue que estaban en papel, y era muy difícil rastrearlos a todos. Por eso, quienes a partir de ahora deseen tramitar una pensión, deberán anotarse a través del circuito de Certificados Médicos Oficiales (CMO) digital. Con este sistema, cada médico tendrá que validar en forma online la discapacidad de la persona.

En 2017, el entonces presidente de la Comisión Nacional de Pensiones Asistenciales, Guillermo Badino, ordenó una quita masiva de pensiones por invalidez, sin aviso previo. Frente al revuelo generado, Badino fue desplazado, el Gobierno debió dar marcha atrás con la medida y creó la Agencia Nacional de Discapacidad.






Comentarios