Las malas prácticas en Internet pueden traer graves peligros y consecuencias para nuestros hijos. Un experto nos explica a qué deberíamos prestarle atención. 


La llegada de internet abrió las puertas al mundo para muchas personas y desencadenó la creación de herramientas que facilitaron sus tareas cotidianas. Pero la red también trajo consigo peligros que, al ser intangibles, muchas veces se vuelven difíciles de controlar.

En el Día Mundial del Internet Seguro hablamos con un experto sobre cómo combatir los peligros e inseguridad de las malas prácticas en Internet de los cuales, generalmente, son víctimas adolescentes. 

Hoy en día, los jóvenes en edad escolar pasan la mayor parte de su tiempo en la virtualidad. Por medio de apps, juegos online y plataformas de chateo generan vínculos con sus pares. Pero, así como también podía ocurrir en la plaza del barrio, en el mundo virtual existen distintas amenazas.

Según el estudio “La generación interactiva en Iberoamérica 2010, niños y adolescentes ante las pantallas” de Fundación Telefónica, en el mundo 7 de cada 10 niños entre 13 y 17 años ocultan de los padres su actividad en Internet y el 40% de los menores ha reconocido aceptar a desconocidos en sus redes. Lo que deja en evidencia que el uso de Internet abre las puertas a un sinfín de posibles riesgos y exposición a fenómenos como el ciberbullying o el grooming .

La encuesta Los chicos e internet: la presencia de los padres llevada a cabo por Microsoft y la especialista en cultura juvenil Roxana Morduchowicz, indica que 9 de cada 10 niños de 11 y 12 años están en las redes sociales (aunque la edad mínima legal es de 13 años).

A su vez, una encuesta realizada en la Ciudad de Buenos Aires, de la que participaron 600 alumnos de escuelas públicas y privadas dejó en evidencia que más de la mitad de los padres sabían muy poco o nada sobre las actividades de sus hijos en Internet; y 3 de cada 10 dijo que no hablan “nunca” del tema en el hogar. En esta línea, la mayoría de los jóvenes aseguró que sus padres no tenían un buen manejo de Internet. Y, como si fuera poco, 4 de cada 10 chicos dijeron que no aceptan a sus padres como amigos en las redes sociales.

Los principales riesgos:

La especialista en medios y comunicación y docente de la Universidad de Londres, Sonia Livingston, clasificó los riesgos del ciberespacio en cuatro ítems:

1. Comerciales: la exposición a spam, phishing o suplantación de identidad, que implica la capacidad de adquirir información confidencial de forma fraudulenta.

2. De agresión o violencia: intimidación o presentación de materiales violentos.

3. Sexualmente perjudiciales: exposición a imágenes de violencia, abuso sexual o pornografía y grooming, que son las acciones que lleva adelante un adulto para ganarse la confianza de un niño o niña con el fin de cometer un abuso sexual

4. En torno a los valores: promoción y exaltación de discursos racistas y odio así como incentivación a autolesionarse.

Jaime Herreros, CTO de Colegium y Experto en Ingeniería e Informática, explicó al respecto: “Hoy nos conectamos tranquilamente a cualquier red inalámbrica sin sospechar que todo el tráfico puede ser interceptado y analizado. Por esto, es muy importante que aprendamos a cuidar nuestra seguridad en la red. Todo lo que hacemos en Internet deja una huella”. El experto, que forma parte del proyecto Yo Cuido Mi Huella Digital lanzado desde Colegium en 2018, hace hincapié en incentivar y proponer el uso seguro y responsable de las redes sociales y los datos online.

“Así como los padres enseñan a no hablar con desconocidos en la calle, deberían enseñarle a sus hijos que los mismos cuidados se deben tener en la ‘plaza digital’”, afirma Herreros.






Comentarios