Carla Soggiu, cuyo cuerpo fue hallado en el Riachuelo tras varios días de encontrarse desaparecida, había activado el aparato en dos ocasiones.


En el año 2012 Mauricio Macri, cuando todavía era Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires presentó los Botones Antipánico. En ese momento se distribuyeron entre las mujeres víctimas de violencia doméstica. El presidente sostuvo que “está dando otro paso adelante para garantizar la presencia del Estado para ayudar a muchas mujeres que sufren cotidianamente situaciones de angustia y miedo”.

Carla Soggiu, la joven de 28 años desaparecida hallada en el Riachuelo, había activado dos veces el botón antipánico en el barrio porteño de Nueva Pompeya antes de desaparecer.

En una comunicación que se filtó de Carla con la Central de Alarmas de la Policía de la Ciudad, la joven demostraba que estaba perdida antes de desaparecer. La joven contaba con un Botón Antipánico y lo había activado dos veces antes de desaparecer.

Búsqueda de Carla Soggiu (Web).

En la Ciudad de Buenos Aires más de 3000 mujeres poseen el Botón Antipánico. El aparato tiene una función de emergencia, otra de consulta al Centro de Monitoreo de Alarmas Fijas y Móviles de la Policía de la Ciudad y un chat que se despliega si la víctima no puede hablar. También permite sacar fotos, filmar y grabar.

El dispositivo tecnológico del botón permite que, a 15 segundos de ser accionado el mecanismo, se reciba el alerta en la Central de Alarmas. Esta fue la llamada que tuvo Carla con la Policía antes de desaparecer.

Si se logra entablar comunicación con el usuario, se procura recabar información sobre la situación a fin de garantizar contención emocional a la víctima e informarle que personal policial ya está movilizado para brindarle ayuda. .

Familiares y amigos reclamaron Justicia por Carla Soggiu (Twitter).

Pero si durante un corto plazo los agentes no logran hablar con la persona que apretó el botón, el personal de guardia escuchará a través del sistema de audio ambiental para entender cuál es el estado de situación en el lugar e informará a los efectivos policiales.

En general, la comunicación permanece abierta hasta la llegada del móvil policial.

¿Cómo obtiene una víctima de violencia doméstica uno de estos dispositivos? Debe comenzar con la denuncia en una comisaría, donde personal de Violencia de Género de la policía debe acompañarla a la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema. Allí se le hará una evaluación de riesgo, y el juzgado o la fiscalía decidirá la situación.

Una vez que tiene la orden de los funcionarios, la mujer debe retirar el aparato en el Centro de Monitoreo o en la Superintendencia de Violencia de Género de la Policía.






Comentarios