River tendría abrochado a su primer refuerzo para la temporada que se viene. 


Robert Rojas, defensor central diestro de Guaraní, de Paraguay, de 22 años, está muy cerca de convertirse en el primer refuerzo de River Plate para reemplazar de Jonatan Maidana, que en las próximas horas puede estar cerrando su incorporación a Toluca, de México.

Rojas, oriundo de la localidad de Concepción, situada a unos 400 kilómetros al norte de Asunción, estaba a punto de incorporarse a Lanús y ya Guillermo Barros Schelotto, a instancias de su hermano Gustavo, habían puesto sus ojos en él durante el año pasado para llevárselo a Boca Juniors.

Sin embargo, en las últimas horas apareció River con una oferta de 1.000.000 de dólares por el 50 por ciento del pase y la operación se cerrará este miércoles en Buenos Aires, hacia donde tiene previsto viajar el joven futbolista que ya vistió también la camiseta albirroja del seleccionado paraguayo.

De concretarse, Rojas será compañero de otro paraguayo que actúa en la defensa de River como Jorge Moreira.

Así, mientras Maidana se quedó en Buenos Aires para ultimar detalles sobre su futuro, en Punta del Este tanto Rodolfo D’Onofrio como Enzo Francescoli trabajaron intensamente en las últimas horas para cerrar al primer refuerzo de 2019.

Las características de Rojas atrajeron el interés de Gallardo, ya que es un futbolista rápido en la marca, muy firme en el cabezazo defensivo como a la hora del juego aéreo ofensivo, y con carácter, al punto de ser apodado “El Sicario”, por su fiereza a la hora de perseguir a los rivales.

Desde Paraguay, el propio representante del jugador, Diego Serrati, verificó que la oferta de Lanús por 750 mil dólares por el 50 por ciento del pase fue desechada, ya que hubo otras superadoras.

La premura de River por conseguir un central confiable se dio a partir de que se complicara la llegada del chileno Paulo Díaz, el ex San Lorenzo que está militando en el fútbol árabe. Su homónimo, Luis, el delantero colombiano de Junior, tampoco arribará para reemplazar a Gonzalo Martínez, por lo que allí el “millonario” también deberá apurar el paso para encontrarle un sustituto de similares características.






Comentarios