El grupo armado somalí Al Shabab se adjudicó el ataque.


Una fuerte explosión seguida de un tiroteo se registró este martes en un complejo hotelero de Nairobi, la capital de Kenia, dejando al menos cinco muertos y decenas de heridos. El grupo extremista Al Shabab, con sede en Somalia, se atribuyó la responsabilidad y dijo que sus miembros seguían luchando en la zona.

El ataque se produjo en el lujoso hotel DusitD2, en el vecindario de Westlands donde también hay bancos y oficinas. Varios vehículos estallaron en llamas y numerosas personas fueron evacuadas del lugar.

Varios vehículos estallaron en llamas (REUTERS).

Numerosas personas fueron evacuadas (REUTERS).

“Hemos enviado agentes al lugar, incluso de la unidad antiterrorista, pero aparte de eso no tenemos más información”, dijo el portavoz policial Charles Owino.

Al lugar acudieron ambulancias, patrullas policiales y camiones de bomberos.

La unidad antiterrorista se encuentra trabajando en el lugar (REUTERS).






Comentarios