El barco realiza un viaje por el Caribe y regresará un día antes de lo previsto luego de que enfermaran casi 300 personas.


Un barco crucero tendrá que volver antes de tiempo al puerto de Florida y reembolsará a los pasajeros el costo total de sus boletos luego que 277 huéspedes y tripulantes se enfermaron de norovirus en Jamaica.

Vista del “Oasis of the Seas”, el que fuera el crucero más grande del mundo con sus 362 metros de eslora y 64 de manga. Crédito: EFE/Alessandro Di Meo.

El crucero Oasis of the Seas, de la compañía Royal Caribbean, regresará el sábado a Port Canaveral. El barco había zarpado de allí el domingo para un crucero de siete días por el Caribe.

El portavoz de la compañía, Owen Torres, le dijo el jueves a The Associated Press: “Nosotros pensamos que lo apropiado es traer a todo el mundo de regreso antes en lugar de tener a los huéspedes preocupados por su salud”.

Interior del crucero, un coloso de acero de 225.000 toneladas. Crédito: EFE/Vesa-Matti Väärä.

Los pasajeros colocaron mensajes en medios sociales el miércoles, diciendo que se vieron forzados a quedarse a bordo tras atracar en Falmouth, Jamaica, para lo que se suponía fuese un día de excursiones.

Por su parte, Torres explicó que regresar un día antes le da a la compañía de cruceros “más tiempo para limpiar y esterilizar completamente el barco” antes de que zarpe de nuevo.


En esta nota:

Otras Internacional




Comentarios