El dirigente radical postuló Martin Lousteau como precandidato presidencial en una eventual Paso dentro de Cambiemos.


La aparente pérdida de competitividad electoral del presidente Mauricio Macri también agita la relación dentro de la coalición de gobierno entre el PRO y un sector de la UCR.

El dirigente radical Ricardo Alfonsín le salió al cruce al titular del PRO, el senador nacional por Misiones Humberto Schiavone, quien el lunes había hecho una cerrada defensa de la candidatura “natural” de Macri por la coalición Cambiemos.

El contrapunto coincide con el que en bambalinas sucede dentro del mismo PRO, entre el sector que encabeza el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el que lidera la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, empeñada en anticipar la elección provincial para evitar el impacto negativo que tendría en sus chances la figura de Macri si la unificara con la nacional.

Alfonsín ya había reclamado la semana pasada una ampliación de la coalición gubernamental a sectores progresistas para “darle un poco de simetría” ante la “hegemonía actual de sectores liberales” y hasta postuló al diputado nacional Martin Lousteau (Evolución) como precandidato presidencial en una eventual Paso dentro de Cambiemos el 11 de agosto.

Pero dio un paso más en su estrategia de presión hacia el PRO, como también hacia los sectores radicales que tienen una identificación mayor con las orientaciones de la administración Macri. Sostuvo a través de su cuenta de twitter que Cambiemos “no tiene un postulante natural”, en una réplica a Schiavoni, quien poco antes de participar de la reunión de la mesa chica del PRO que encabezó Peña, pidió terminar con las especulaciones: “Es naturalmente Macri el candidato a presidente. De eso no hay duda alguna”.

El mensaje del jefe macrista tuvo como destinatarios a los gobernantes porteño Horacio Rodríguez Larreta y bonaerense Vidal, como el radical jujeño Gerardo Morales: “irán por su segundo mandato”. Pero también hacia su par de la UCR, el gobernador mendocino Alfredo Cornejo, quien no tiene reelección. Sobre la figura de Cornejo deslizó una insinuación respecto de que pueda acompañar a Macri en la fórmula: “Como presidente nacional del PRO –dijo- no escuché definición alguna sobre el candidato a vicepresidente”.

“En democracia no hay candidatos naturales”, insistió Alfonsín. Reclamó además definir la candidatura presidencial de Cambiemos del mismo modo que se hizo ante las elecciones de 2015: en una Paso en la que compitan los postulantes del PRO, la UCR y la Coalición Cívica.

Para Alfonsín, la afirmación de Schiavone “obedece a un error conceptual acerca de la naturaleza de Cambiemos, que reúne a partidos que piensan diferente. Creer que Cambiemos es el PRO, es un error equivalente a creer que gobierno Cambiemos”. Y remató: “Si se ratifica Cambiemos, lo natural sería permitir que fueran sus potenciales y diferentes electorados los que elijan sus candidatos”.

La continuidad de la alianza con PRO tiene que ser ratificada por la Convención Nacional radical, que podría hacerlo sin necesidad de una reunión, a partir de su mesa directiva que preside el cordobés Jorge Sappia.

E insistió en que Lousteau “le ganaría una interna a Macri”. El hoy diputado y ex embajador de Macri en Estados Unidos reclamó hace unos días una “mayor apertura” de Cambiemos y dijo estar dispuesto a competir en una interna por la candidatura. “No sé qué diría Cambiemos si yo quisiera enfrentar a Macri en una interna; hasta ahora siempre se negó”.






Comentarios