En su primer programa de 2019, Mirtha contó que por primera vez en la vida tiene lo que considera "una adicción".


Nadie imagina a Mirtha Legrand como una persona con adicciones, y ella lo confirma cuando dice que nunca había tenido un problema de ese tipo en la vida. Sin embargo, en su primer programa de 2019 contó que por primera vez en su vida tiene una adicción. “Me he hecho adicta al WhatsApp”, le contó entre risas a sus invitados. “Yo no he sido adicta a nada en mi vida, pero con esto sí”.

La diva explicó que le gusta mandar mensajes y que se encontró con una nueva forma favorita de comunicarse. “Me da la oportunidad de decirle a gente que la quiero y lo que siento por ellos. Cuando escribo estoy como inspirada, me encanta”. “Le escribo a gente del ambiente con la que he tenido buena relación. Les mando un beso, un abrazo, les comento cosas mías, les cuento que estoy haciendo en ese momento. Es un acercamiento fabuloso”.

Mirtha Legrand (WEB).

Sin embargo, La Chiqui no usa emojis “No, no me pidas eso”, le contestó a Connie Ansaldi, que quiso saber. ¿Con quién se manda mensajes? “Con Susana, a las 3 o 4 de la mañana, o con mi hermana. Total después duermo la siesta, como Perón”.

Mirtha también utilizó este medio de comunicación para preguntarle a su nieta por los más recientes rumores de romance que surgieron entre Juana Viale y Luciano Cáceres. “Yo le pregunté y me dijo que no. Le pregunté por WhatsApp y me dijo que eran muy compañeros”. ¿A quién más le escribirá La Chiqui?






Comentarios