La escritora y el ilustrador se proponen apelar a la libertad de elección. También hablan sobre sororidad y diversidad.


La escritora Nadia Fink y el ilustrador, Pitu Saá, presentaron su nuevo libro “Antiespejito. Guía para ser una Antiprincesa”, de editorial Chirimbote, que se propone desterrar estereotipos y hablarle directo a niñas reales. Ambos charlaron con Entremujeres, y explicaron que desde la obra, se propusieron promover un mensaje de libertad de elección y de deseo. “Cuando empezamos a hacer a las Antiprincesas, creíamos que contar la vida y el legado de mujeres fundamentales en nuestra historia latinoamericana les daba a las niñas (y niños) una perspectiva bien diferente de ser mujeres”, contó Fink a ese medio.

Además, la autora detalló que la obra “brinda aportes para que las chicas se quieran tal cual son desde sus primeros años; vestidas con los colores que más les gusten; practicando sus deportes favoritos, sin barreras; y juntas”. Y, agregó: “Rompe con otro mito en torno a las mujeres: el de la competencia”.

Tapa del nuevo libro de Nadia Fink y Pitu Saá (editorial Chirimbote)

No es la primera vez que la escritora y el ilustrador se involucran en temáticas relacionadas con las luchas de las mujeres y la diversidad, desde esa editorial. Según el mismo medio, con esta nueva publicación, no sólo utilizan el lenguaje inclusivo, sino que apelan que los niños no esperen a ser rescatados por algún personaje, sino que sean ellos mismos los que luchen y vayan en busca de sus sueños.

Si bien, es un libro infantil, se tratan conceptos que han tenido protagonismo en el último año como el derecho de las antiprincesas a “decir que no”, se habla sobre “sororidad”, para desmitificar la idea de competencia entre mujeres, y se hace referencia a la diversidad sexual.

Nadia Fink, autora del libro “Antiespejito. Guía para ser una Antiprincesa” (Clarín)

Para Fink: “Los cuentos clásicos se siguen eligiendo porque, por un lado, son ancestrales: se cuentan desde hace miles de años. Por otro lado, muchas veces se desestiman los mensajes que nos deja la literatura infantil y muchas personas los siguen viendo como inocentes y que no generan influencia en pensamiento o acción”. Y finaliza: “Por el contrario, desde Chirimbote creemos que esas ideas de princesas ricas, bondadosas y sumisas van generando conceptos y formas de percibirse y actuar para las niñas y en los niños la percepción que tienen de las mujeres”.






Comentarios