La actriz viajó a Uruguay por compromisos laborales y allí también se reencontró con su hija mayor, Rufina y su mamá. 


La China Suárez no para un segundo. Después de pasar Navidad en Valparaíso, Chile, junto a su beba Magnolia y a Benjamín Vicuña y su familia, la artista viajó a Punta del Este para cantar en un bar.

En las costas uruguayas, se reecontró con Rufina, que había pasado Navidad junto a su papá, Nicolás Cabré, y fue llevada hasta el país vecino por su abuela (la mamá de ella).

Después, las cuatro tomaron un vuelo hacia Chile para pasar juntas el Año Nuevo junto a Vicuña y a los tres hijos que él tiene con Pampita: Beltrán, Bautista y Benicio.

Las tiernas postales de la China Suárez junto a Magnolia en Punta del Este (Gentileza Pronto)

La China Suárez junto a su mamá en Punta del Este (Gentileza Pronto)

Para despedir el año, la China publicó un mensaje de agradecimiento. “GRACIAS 2018 por un año con lo más importante. SALUD. 2019 te recibimos con los brazos abiertos, agradecidos y listos para todo. Mis mejores deseos para todos ustedes!”, escribió junto a una foto en la que se la puede ver en la playa de la mano con sus hijas.

Finalmente, la China quiso mostrarle a sus seguidores mediante una publicación en sus Stories de Instagram la debilidad que comparte con su hija menor: los zapatos. 

La China Suárez mostró que Magnolia comparte su misma debilidad por los zapatos






Comentarios