Los rescatistas continúan buscando sobrevivientes. Este martes hallaron con vida a un bebé de 11 meses.


Al menos nueve personas murieron y cinco han resultado heridas por el derrumbe de un bloque de viviendas en la ciudad rusa de Magnitogorsk, según el balance de víctimas proporcionado por el Ministerio de Emergencias de Rusia. Además, cerca de 40 personas están desaparecidas.

Alrededor de 1500 socorristas trabajan en el rescate de las víctimas. “Las posibilidades de encontrar sobrevivientes se están reduciendo con el tiempo, pero historias increíbles ocurren”, había declarado la ministro de Salud, Veronika Skvortsova, antes de que hallaran con vida a un bebé de 11 meses.

(Foto: Maxim Shmakov/AP)

Los equipos de socorro lograron rescatar a varias personas, entre ellas dos niños, que fueron hospitalizados con heridas de diversa gravedad. Sin embargo, las tareas se complican debido las bajas temperaturas. “Tenemos que trabajar lo más rápido posible porque la escarcha no nos da tiempo para detenernos”, dijo el viceministro de Emergencias, Pavel Baryshev

El derrumbe de siete de las nueve plantas habría sido provocado por una explosión de gas. En el edificio viven más de mil personas que fueron evacuadas a hoteles, escuelas y dormitorios universitarios de la zona.

(Foto: Maxim Shmakov/AP)

El presidente ruso, Vladimir Putin, fue al lugar del colapso y luego al hospital para visitar a los heridos. “Te recuperarás pronto, eres un luchador”, le dijo Putin a un niño de 13 años que sufrió lesiones en la cabeza y síntomas de congelamiento, después de escuchar que práctica de artes marciales.






Comentarios