INDEC confirmó que la economía cayó en 17 de los 34 meses gobernados por el presidente Mauricio Macri (entre enero de 2016 y noviembre de 2018).


La economía de la Argentina cayó 4% anual en octubre y anotó así su séptima baja consecutiva, por lo que continúa en recesión, informó esta tarde el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El organismo dio a conocer el Estimador mensual de actividad económica (EMAE), el cual mostró que octubre no fue tan malo como septiembre, dado que las variables desestacionalidas indican que hubo una mejora del 0,9% entre un mes y el otro.

Con el dato oficial de octubre, el organismo de estadísticas confirmó que la economía cayó en 17 de los 34 meses gobernados por el presidente Mauricio Macri (entre enero de 2016 y noviembre de 2018).

Y esta balanza continuará declinando al menos hasta marzo de 2019, según las propias proyecciones del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Para consultoras privadas, en tanto, la recesión podría extenderse un poco más por el “ruido” electoral.

Desde que estalló la crisis cambiaria y se confirmó la sequía que golpeó al campo, la economía cayó 0,3% en abril; 5% en mayo; 6,6% en junio; 2,7% en julio; 1,9% en agosto; 6,1% en septiembre; 4% en octubre.

La peor caída anual registrada en octubre la anotó el rubro de comercio mayorista, minorista y reparaciones, con un desplome del 11,2%. El desplome del consumo sigue afectando a toda la cadena del consumo masivo.

La industria manufacturera, clave en la generación y sostenimiento de los puestos de trabajo registrados, mostró una baja anual del 5,3% en octubre. Y con un retroceso del 4,7% le sigue la construcción, otro rubro dinamizador del empleo.

La actividad de los hoteles y restaurantes se hundió 3,4%; la explotación de minas y canteras bajó 2,7%; la electricidad, gas y agua mermó 0,2%; transporte y comunicaciones se redujo 3,3%; y los impuestos netos de subsidios descendió 6,6%.

En terreno positivo se movieron la pesca, con un salto del 28,4%; la agricultura, ganadería, caza y silvicultura mejoró 2,9% anual; la enseñanza avanzó 1,1%; y los servicios sociales y de salud, 0,6%.

Las actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler mostraron un estancamiento. Esto viene de la mano con el desplome del 88% anual en la emisión de créditos hipotecarios, una herramienta que venía motorizando la actividad.






Comentarios