La ministra de Seguridad de la Nación explicó que "los agentes están preparados sólo para el orden público"


Tras una fuerte polémica que se desató en las últimas horas en torno al uso de armas de las fuerzas de seguridad, el Gobierno aclaró que no se utilizarán armamentos letales en la vigilancia de la marcha contra la cumbre del G20 que se desarrollará este viernes en Buenos Aires.

Patricia Bullrich, ministra de Seguridad de la Nación, dio precisiones en el Centro Internacional de Prensa del G20 acerca de la diferencia entre los operativos para custodiar a los presidentes y la vigilancia de la manifestación.

“El protocolo de uso de armas (de fuego) es sólo para situaciones en las que pueda haber riesgo inminente para nuestro Presidente y sus pares que participan en el G20”, afirmó Bullrich ante la prensa.

(Foto: Guido Martini/DPA)

Unos 22.000 agentes de seis fuerzas de seguridad argentinas estarán desplegados desde el miércoles y hasta el domingo en lugares estratégicos de la Ciudad de Buenos Aires para evitar complicaciones para las delegaciones de los países participantes.

Bullrich sostuvo que desplegaron agentes de la Policía Federal, Gandermería, Prefectura Naval, Policía de Seguridad Aeroportuaria, Policía de la Ciudad y Policía de la provincia de Buenos Aires.

Unos 2.500 agentes, en tanto, estarán afectados al operativo de seguridad para vigilar la marcha que organizaciones sociales y partidos de izquierda realizarán esta tarde por la avenida de Mayo, desde la 9 de Julio hasta el Congreso.

Una multisectorial de organizaciones sociales y políticas de izquierda y progresistas marchará desde las 14 por arterias principales del centro porteño, luego de la autorización que recibió de parte del Ministerio de Seguridad.

La ministra explicó en la sala de conferencias de Parque Norte que el protocolo de uso de armas de fuego es “una fórmula que la adaptan todos los hombres y mujeres” que conforman las custodias de los presidentes: Argentina tiene una norma y todas las demás custodias deben adecuarse a esa normativa local”.

Manifestantes protestaron en julio contra la cumbre de ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales del G20 (Foto: Claudio Santisteban/DPA)

“Nada tiene que ver con la manifestación, en la que no habrá ningún agente armado con armas letales. Sólo usarán armas específicas, no letales. Los agentes están preparados sólo para el orden público, no habrá personas armadas”, dijo la ministra.

Y agregó: “Que no se preocupe nadie, que esto es normal en este tipo de reuniones. Las manifestaciones se van a organizar normalmente. Hemos acordado para que utilicen la Avenida de Mayo, desde la avenida 9 de julio hacia el Congreso. Habrá un cerco alrededor”.

Las actividades de protesta comenzaron el martes con un masivo acto de los movimientos sociales, planteado como “contracumbre”, en el estadio de Atlanta.






Comentarios