El "Cabezón", ahora en su rol de periodista deportivo, dio detalles de la conversación que mantuvo con Carlitos luego de los incidentes en las adyacencias al estadio Monumental. 


Un día antes de que se concrete la reunión tripartita entre Conmebol, River y Boca para determinar si se disputará o no la revancha por la final de la Copa Libertadores de América, Oscar Ruggeri reveló la charla “secreta” en la que Carlos Tevez le contó las presiones que vivieron él y sus compañeros.

Con la ventaja que le conlleva oficiar de periodista deportivo luego de su extensa trayectoria como futbolista, el “Cabezón” conversó con Carlitos horas después de los incidentes ocurridos en las afueras del estadio Monumental y conoció detalles de lo vivido por los jugadores de Boca en el vestuario

“Entraron al vestuario y les dijeron que tomen cortisona porque el partido se jugaba. Tevez les dijo que iba a saltar el control antidoping y ellos les respondieron: ‘Quédense tranquilos que no pasará nada con el dóping'”, manifestó Ruggeri respecto al accionar de los médicos de la Conmebol. 

Sobre ese momento en particular, el exdefensor de la Selección Argentina agregó: “Tevez me dijo que entró el médico con varias jeringas y les dijo: ‘Pónganse esto. Así están bien para las 18. A esa hora arranca el partido’. Una locura. No se puede creer”.

Después de revisar a algunos futbolistas xeneizes, el comunicado emitido por el organismo que dirige los caminos del fútbol sudamericano aseguraba que “los jugadores de Boca Juniors sufrieron lesiones de piel superficiales en miembro superior, miembro inferior, facial y tronco, del mismo modo 2 jugadores refirieron lesiones en la córnea, la cual no se pudo confirmar por nuestro cuerpo médico”. Los doctores Osvaldo Pangriazo, Francisco Mateu, Jorge Pagura y José Veloso fueron los encargados de los chequeos médicos y de firmar el escrito correspondiente con los partes médicos. 

El acta firmada por los médicos de la Conmebol en la cual ratificaban que los futbolistas de Boca no presentaban heridas mayores como para suspender el partido ante River.

Por otra lado Raúl Cascini, otro de los exjugadores que conforman el panel del programa “90 minutos” (Fox Sports), añadió que si el encuentro se disputaba “era una catástrofe”.

“Vos no podés jugar con esa tensión. Si los contrarios no vinieron a ver cómo yo estaba, imaginate si salgo a la cancha con el grado de locura donde vea una camiseta de River al lado sabes las barbaridades que le digo a cada uno de ellos y se pudre todo en cinco minutos. No se puede jugar un partido de fútbol así”, opinó con énfasis Cascini, quien supo darle la Copa Intercontinental al “Xeneize” en 2003.




Comentarios