Buscan acordar pautas de seguridad con los manifestantes para evitar hechos de violencia. Se volverán a reunir el martes.


El jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, Gerardo Milman, se reunió este viernes con representantes de organizaciones sociales y políticas que participarán de las movilizaciones de protesta previstas en la ciudad de Buenos Aires durante la realización de la cumbre de líderes del G20, que se desarrollará viernes 30 y sábado 1 de diciembre.

Durante la reunión, que se llevó adelante desde las 11.30 en la sede del Servicio de Paz y Justicia (Serpaj), ubicado en Piedras 730 de la Ciudad de Buenos Aires, el Gobierno nacional informó las restricciones previstas para el viernes 30 y el sábado 1 de diciembre en el ámbito de la ciudad, y buscó acordar pautas de seguridad con los manifestantes para evitar hechos de violencia.

“Iniciamos hoy un sano diálogo y volveremos a reunirnos el martes próximo”, dijo Milman al término del encuentro.

Entre los participantes estuvo el Premio Nobel de la Paz y titular del Serpaj, Adolfo Pérez Esquivel, quien señaló que las organizaciones le pidieron al gobierno nacional que “no haya represión sino prevención para evitar los desbordes” y precisó que la intención es marchar el viernes 30 de noviembre desde Avenida de Mayo y 9 de Julio hacia el Congreso de la Nación.

También participaron la integrante de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora Nora Cortiñas, así como referentes de las dos CTA, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), el Partido Obrero, el Movimiento Socialista de los Trabajadoes (MST) y el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS).

El Ministerio de Seguridad le envió esta semana una carta a Pérez Esquivel para solicitarle que abra “un canal de diálogo institucional de carácter formal y efectivo” para tratar los temas de seguridad vinculados a las manifestaciones que se preparan para los días que delibere el G20 en Buenos Aires.

“La seguridad debe ser la seguridad del Estado. Nosotros siempre nos hemos manifestado en forma pacífica no violenta, en todo momento. El Gobierno tiene la responsabilidad de asegurar e impedir que haya infiltrados que provoquen violencia”, afirmó el Nobel de la Paz en declaraciones radiales esta semana.






Comentarios