"Es la nota más difícil de mi vida", reconoció la conductora, que no pudo contener las lágrimas.


Si pensamos en Mariana Fabbiani seguramente lo primero que se nos viene a la cabeza es su risa tan característica. Pero, en esta oportunidad, la conductora  se mostró totalmente quebrada tras dar una noticia muy triste: el bebé que habían denunciado como “cambiado” en Moreno había fallecido.  

Mariana dialogó con Magalí Eliana Meneces, la mamá de Agustín, quien había nacido como Agustina en el hospital Mariano y Luciano de la Vega, de Moreno , y luego los médicos reconocieron que habían cometido una equivocación, pero sus padres no les creyeron y denunciaron que había sido cambiado, tras un estudio de ADN se comprobó que era su hijo, pero ya habían pasado mucho tiempo separados y tuvieron que volver a crear el vínculo.

Al aire, Magalí contó que su bebé murió por causas que aún se desconocen: “Era un día normal como todos. Él se levantaba cada tres horas, yo lo jodía para que se levantara porque era muy vaguito. Eran las 2 de la mañana, tomó su última mamadera, le hice el provechito y se quedó dormido arriba mío, en mi pecho. Me pareció muy raro que eran las 5 y no había llorado, y cuando lo noté frío empecé a gritar auxilio a mi mamá, a mi abuela y a mis tíos. Lo di vuelta y le hice RCP, pero ya estaba frío”, narró desde un móvil con el ciclo de eltrece.

La conductora le preguntó a la chica si tenían medios económicos para el entierro. “No, no tenemos plata para el velatorio”, dijo Magalí. En ese momento, con la voz entrecortada y lágrimas en los ojos, Fabbiani se solidarizó: “Queremos ayudarte. Te escucho y no sé qué decirte, te soy sincera. Es la nota más difícil que me tocó hacer en mi vida. Hablar con una mamá que acaba de perder a su hijo. No sé qué decirte, te puedo abrazar, nada más”.

El viernes 12 de octubre la joven había ingresado a la guardia del hospital donde “tuvo una cesárea de urgencia porque sentía dolores y se descompensó”, según contó su mamá. El bebé nació con 33 semanas de gestación, 40 centímetros y 1,5 kilos, por lo que lo tuvieron que llevar a neonatología. “A mi hija le dijeron ‘te felicito mami es una nena’”, había contado la abuela del bebé.






Comentarios