Habrá complicaciones en los aeropuertos, al menos, hasta las 10. También pararán trenes, subtes y colectivos. Los puertos no operarán. 


Los servicios del transporte público de pasajeros y de cargas de todo el país se verán afectados el martes 27 de este mes durante por lo menos seis horas a raíz de una medida de fuerza a que la convocaron los sindicatos del sector.

La protesta que decidió este jueves la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (Catt) que encabeza el excosecretario de la CGT Juan Carlos Schmid consistirá en realizar ese día asambleas en los lugares de trabajo desde las 4 hasta las 7 de la mañana por lo que la normalización de los servicios y las operaciones se producirá recién a las 10.

Así, el plenario de los sindicatos que integran la Catt y que se reunió esta tarde en un teatro de La Fraternidad en el barrio de Congreso se declaró en estado de alerta y sesión permanente, con lo que no descarta una medida de mayor envergadura después de este inicio de la protesta, como podría ser un paro nacional del sector.

La principal de las demandas es que el Gobierno nacional cumpla con el compromiso que durante la campaña electoral de 2015 hizo el hoy presidente Mauricio Macri de que ningún trabajador seguiría pagando impuesto a las Ganancia sobre sus salarios. Así, ayer decidieron reclamar una “modificación urgente de las escalas y de todos los conceptos” de ese impuesto.

También exigieron: paritarias libres sin modificaciones de los convenios colectivos de trabajo; un aumento de emergencia para los jubilados del sector del transporte y el cumplimiento de otra de las promesas de campaña de Cambiemos: políticas hacia una Ley Federal del Transporte.

“Nos preocupa que el gobierno haga uso del encuentro del G-20 que busca promover la inversión extranjera en base a un mayor endeudamiento. Las máximas autoridades del mundo deben saber que el actual trazado económico no cuenta con el respaldo del pueblo trabajador, que asiste angustiado a la caída de la salud, de la educación, a la carencia de vivienda, a la falta de empleo y seguridad social”, señaló Schmid, titular además del sindicato de dragado y balizamiento. Junto a él encabezaron el plenario Roberto Coria (guincheros), Juan Pablo Brey (aeronavegantes), Omar Maturano (La Fraternidad), Mario Calegari (UTA) y José Lobruto (Federación de Camioneros).

También se pronunciaron en contra de la “Uberización” de los servicios y del transporte en general, además de la irrupción de las denominadas ‘empresas tecnológicas’, que “atentan contra las bases de nuestras organizaciones, desconociendo las leyes vigentes tanto de contrato de trabajo como de los convenios colectivos de trabajo”. A partir de esto situación reclamaron una Ley Federal del Transporte.

Durante el plenario, los dirigentes sindicales recordaron que esos reclamos fueron llevados en octubre pasado por la Catt al Congreso Mundial de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF, en inglés).

El plenario contó con la presencia de otros sindicatos del transporte que no integran la Catt, como los que agrupan a: capitanes de ultramar, peones de taxis, Unión Ferroviaria y Sindicato de Trabajadores Viales y Afines.






Comentarios