Contempla una inflación interanual del 23%, una caída de la economía del 0,5% y destina más del 70 por ciento de los a jubilaciones, salud y planes sociales.


Cambiemos buscará convertir en ley en el Senado el proyecto de Presupuesto 2019, con media sanción de Diputados, en una sesión especial para la que se prevé un fuerte operativo de seguridad, tanto para ingresar al Congreso como en las adyacencias, con el fin de evitar incidentes como los ocurridos durante el debate de la Cámara baja.

La bancada del oficialismo, que dirige el radical Luis Naidenoff, confía en sumar los votos necesarios de una parte del bloque peronista, que conduce Miguel Pichetto, y de partidos provinciales para dar aval a la ley de gastos de la administración de Mauricio Macri, en su último año de mandato.

La titular del Senado, Gabriela Michetti, convocó a sesión para las 14, con el propósito de discutir el Presupuesto, pero también un conjunto de leyes económicas, como la modificación del impuesto a las Ganancias y el de Bienes Personales.

En las inmediaciones del Congreso, habrá vallados especiales que limitarán la circulación en las calles aledañas, con el fin de impedir que manifestantes se acerquen al Palacio Legislativo, como parte de las protestas de organizaciones sociales que rechazan el Presupuesto.

La propuesta, que es rechazada por el kirchnerismo y por un sector del bloque justicialista, contempla una inflación interanual promedio del 23 por ciento, una caída de la economía del 0,5 por ciento y destina más del 70 por ciento de los recursos al gasto de jubilaciones, salud y planes sociales.

Además, se analizarán los cambios al proyecto, llegado en revisión desde Diputados, que modifica el mínimo no imponible del impuesto a los Bienes Personales.

El respaldo de Picetto

Con el respaldo de al menos una decena de los senadores del interbloque que lidera Miguel Ángel Pichetto, el Gobierno nacional tendría garantizada la mayoría necesaria para aprobar Presupuesto 2019.

Los sondeos preliminares indicaron que Cambiemos contaría con más de 40 voluntades para sacar la ley, en la que se establece el plan de gasto del Estado nacional y el plan de ajuste comprometido con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La administración de Mauricio Macri contaría con el respaldo de Pichetto, de Rodolfo Urtubey, el entrerriano Pedro Guastavino, el cordobés Carlos Caserio y el correntino Carlos “Camau” Espínola. Por lo menos así lo anticiparon la semana pasada al firmar el dictamen.

La lista de los votos para acompañar la ley de leyes se completaría con los nombres de Dalmacio Mera, de Sigrid Kunath, de Cristina del Carmen López Valverde, de José Rubén Uñac y de Inés Blas.

Y además de esas 35 voluntades, Cambiemos también podría sumar a Carlos Menen, a Carlos Reutemann, a Juan Carlos Romero, a María Cristina del Valle Fiore Viñuales y a Maurice Closs.






Comentarios