Ramón Ábila puso el 1-0 y desató la locura de los hinchas Xeneizes en la Bombonera.


River había empezado mejor en la primera final de la Copa Libertadores frente a Boca, pero a los 33 minutos del primer tiempo, luego de un rebote Wanchope Ábila le rompió el arco a Armani, que no pudo desviar la pelota.






Comentarios