El niño de 7 años es de Francia y su madre compartió su confesión.


La madre de un niño de 7 años compartió la desgarradora confesión del pequeño, que es víctima de bullying por parte de un compañero del colegio: “Quiero unirme a Dios y morirme“.

“Buenos días. Soy Charlie y tengo siete años. Voy a la escuela Notre Dame, en Verdun (Lorena, Francia). Desde el año pasado hay un niño que se llama Nathan. Me golpea todo el tiempo y hoy le pegó a mi pequeño hermano. Le dije a mi mamá que quiero reunirme con el buen Dios… y morirme”, dice el nene con la voz temblorosa.

Y sigue en medio del llanto: “Estoy cansado de ese niño. No para de pegarme todos los días. Quiero reunirme con el buen Dios para siempre“.


En esta nota:

Bullying Otras Niños Mundo




Comentarios