El 100% de los materiales son importados. Desde el sector, ofrecen ofertas que van desde 2x1 hasta cuotas sin interés.


El difícil contexto económico actual, también alcanzó a la industria de la preservación de la fertilidad. La suba del dólar, que en un momento del año, superó los 40 pesos, obligó a los referentes del sector a aumentar los precios. Es que, según informó Clarín, “el 100 por ciento de los materiales que utiliza son importados”, y por eso, se tuvo que recurrir a distintas estrategias comerciales que van desde 2×1 para congelar los óvulos entre amigas o hermanas, cuotas sin interés y descuentos que llegan al 20 por ciento.

Desde la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER), informan que 16 mujeres por día deciden congelar sus óvulos en el país. Si bien, las consultas cada vez son más recurrentes, sólo una de cuatro concreta el trámite. “Lejos de los prejuicios, el único freno, dicen los expertos, es el económico. Es que casi del 90 por ciento de las interesadas son solteras. Al no disponer de un sueldo complementario de una pareja, les es más difícil afrontar los costos”, describe en su nota, la periodista Emilia Vexler.

En Argentina, el valor promedio para congelar óvulos pasó de $49 mil a $54 mil pesos (EFE)

Según pudo relevar Clarín, el valor promedio para congelar óvulos pasó de $49 mil a $54 mil pesos, luego de la fuerte devaluación de la moneda norteamericana. Y además, se suman otros gastos como la medicación, con un costo de entre 35 y 49 mil pesos, y el mantenimiento, que va de los 100 a los 200 dólares por año. “La mayoría llegan porque no tienen pareja. No porque quieran retrasar la maternidad por sus carreras o trabajos. La idea es que a futuro van a encontrar a la persona con la que usar esos óvulos”, aseguró al mismo medio Fernando Neuspiller, director del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) de Buenos Aires.

En el ranking mundial, Estados Unidos ocupa el primer puesto entre los países donde más mujeres congelan sus óvulos. En la región, el primero es Brasil, conocido por ofrecer una gran variedad de promociones para incentivar la industria. Por su parte, Argentina todavía está muy lejos de los grandes números.






Comentarios