Son 17 los imputados con prisión preventiva efectiva y 13 con prisión preventiva pero liberados por declarar como arrepentidos.


Gerardo Ferreyra, dueño de Electroingeniería, otros tres empresarios y cuatro ex funcionarios kirchneristas seguirán presos en la denominada “causa de los cuadernos de las coimas”, después de que la Justicia rechazara este viernes su excarcelación.

Ferrerya había presentado semanas atrás un pedido para ser excarcelado hasta la hora del juicio oral y público, que podría desarrollarse recién en 2020, pero la Cámara Federal de Casación Penal se lo denegó.

En paralelo a ese pedido ingresaron los requerimientos de libertad del ex presidente de la Unión Industrial Argentina, Juan Carlos Lascurain; del empresario Raúl Vertúa; y de Néstor Otero, el mandamás de la compañía Teba, que tiene aún hoy la concesión de la terminal de ómnibus de Retiro.

La la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal desestimó también los pedidos de excarcelación presentados por los exfuncionarios Rafael Llorens, del entonces Ministerio de Seguridad; del exsecretario privado de Julio De Vido, José María Olazagasti; de Hernán Gómez y Walter Fagyas, este último de Enargas.

Los cuatro empresarios y los cuatro exfuncionarios están procesados por asociación ilícita en el marco de la causa por los cuadernos del chofer Oscar Centeno.

Por esta causa, el juez federal Claudio Bonadio procesó en total a 42 de los imputados: 17 con prisión preventiva efectiva; 13 con prisión preventiva pero liberados por declarar como arrepentidos; y 12 fueron procesamientos sin prisión preventiva.

Ahora, los jueves Daniel Petrone y Diego Barroetaveña la Cámara Federal de Casación Penal rechazaron los planteos que llegaron por parte de los imputados a la máxima instancia penal luego que la prisión preventiva fuese ordenada por Bonadio y convalidada por la Cámara Federal.

El Tribunal destacó la gravedad del delito investigado, el de asociación ilícita, así como el estado incipiente de la investigación “caracterizado por una compleja y voluminosa investigación que se halla en plena sustanciación inicial, cuyo alcance no puede aún limitarse”.

Los camaristas evaluaron como “válida” la decisión de imponer prisión preventiva y declararon “inadmisibles” los recursos de las defensas contra aquellos fallos en los que le habían denegado la excarcelación.

Estas fueron las primeras definiciones que toma la Cámara de Casación sobre la libertad de los más de 40 imputados que tiene la investigación y con la expresidenta Cristina Kirchner procesada por ser considerada “jefa” de la asociación ilícita.






Comentarios