El terrible momento se vivió en Villa Madero y el delincuente huyó con el teléfono de la víctima.


Todo ocurrió en un segundo. Eran las 9 de una mañana soleada cuando la víctima llegó tranquilamente en bicicleta a su trabajo, bajó la “pata” del rodado y se dispuso a buscar algo en su mochila. De repente, un auto frenó a su lado y descendió un hombre. La mujer reaccionó de inmediato y se dio cuenta de que era un delincuente.

Escapó corriendo con el hombre pisándole los talones y mientras cruzaba la calle, tropezó justo cuando un auto venía circulando. Por suerte, este segundo vehículo logró frenar a tiempo y el delincuente, que de pronto se vio expuesto, corrió de nuevo al auto, no sin antes hacerse con el teléfono celular de la mujer.

Todo quedó filmado por una cámara de seguridad, que da fe del horrible momento vivido en las calles Rivera y Paunero, Villa Madero, a cinco cuadras de la avenida General Paz.






Comentarios