El descenso del tipo de cambio respondió a que la oferta volvió a superar una demanda restringida por el Banco Central.


El precio promedio del dólar bajó 3,28% en semana al cerrar este viernes en 36,60 pesos en las ventanillas de los bancos comerciales porteños, mientras en paralelo la tasa de referencia del mercado bajó dos puntos, al 68,52%.

El descenso del tipo de cambio (1,25 pesos en cinco días) respondió a que la oferta volvió a superar una demanda restringida por el apretón monetario que está ejerciendo el Banco Central a través de la absorción de peso del mercado.

Ante la falta de crédito por las altas tasas de interés y la liquidez restringida por el descenso de las ventas de productos y servicios en el mercado interno, las grandes empresas han comenzado a vender sus ahorros en dólares para cumplir con compromisos.

Si bien eso explica parcialmente el aumento de la oferta de dólares, también se observa un incremento de venta de ahorristas que con el tipo de cambio a la baja se desprenden de las divisas para captar altas tasas en pesos. Es decir, ha regresado la vieja y conocida “bicicleta financiera”.

El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne estuvieron en Nueva York esta semana para aclarar el impacto del plan monetario en la macroeconomía argentina.

Allí estuvieron representantes de fondos que compraron deuda argentina a partir de la asunción de Mauricio Macri, como Templeton, Black Rock, y Goldman Sachs Asset Management, entre otros diez.

Los inversores dijeron a los funcionarios que observan certezas sobre el frente financiero argentino, por el crédito de 56.300 millones de dólares del FMI, pero que la recesión les plantea dudas, por su duración y profundidad incierta.

La respuesta de los funcionarios, según dijeron fuentes del mercado a este diario, apuntó a dar tranquilidad con la idea de que la economía comenzará a crecer en el segundo trimestre de 2019 y llegará a fin de año a un ritmo de expansión del 8,5% anual.

La semana que viene el Banco Central enfrentará vencimientos de sus Letras de Liquidez (Leliq), que están en manos de los bancos públicos y privados, por unos 616.427 millones de pesos, por lo que se pagarán unos 8.000 millones en concepto de intereses.

El tipo de cambio mayorista terminó en 35,49 pesos por lo que la cotización de la divisa se acerca al límite inferior de la banda cambiaria de 35,12 pesos, a partir de la cual el Banco Central quedaría habilitado para empezar a comprar dólares para engrosar las reservas.






Comentarios