Los exfutbolistas de River y Boca utilizaron las redes para pedir por un Superclásico sin violencia.


El mundo entero está a la espera de la final de la Copa Libertadores entre Boca y River. Y en Rusia, quienes no se perderán de esta Superfinal son Leandro Paredes y Sebastián Driussi, que este viernes pidieron que se viva sin violencia.

“Somos rivales no enemigos, disfrutemos de esta histórica final sin violencia”, escribieron en sus redes sociales los futbolistas del Zenit junto una imagen de ambos -de espaldas- abrazados, con las camisetas de sus respectivos clubes.

Vale recordar que Paredes surgió de las inferiores del “Xeneize” y Driussi del “Millonario”, donde fue parte del plantel campeón​ de la edición del 2015.






Comentarios