La divisa norteamericana volvió a retroceder en la primera sesión de noviembre y se ubicó a $34,87 para la compra y a $36,77 para la venta en el mercado minorista, según el promedio de la autoridad monetaria.


El dólar continuó este jueves con su rumbo bajista, bajó más de 20 centavos, y se acerca al piso de la banda de flotación que estableció el Banco Central para intervenir en el mercado cambiario.

La divisa norteamericana volvió a retroceder en la primera sesión de noviembre y se ubicó a $34,87 para la compra y a $36,77 para la venta en el mercado minorista, según el promedio de la autoridad monetaria.

Los primeros diagnósticos de los operadores cambiarios indican que la demanda bajó nuevamente por el flujo que fortaleció la oferta.

El mayor circulante de dólares en la plaza responde fundamentalmente a la reaparición de inversores del sector financiero que se abandonan momentáneamente sus posiciones en la divisa extranjera para acceder a los rendimientos en pesos que volvieron a ser atractivos por el alto nivel de las tasas de interés.

En el mercado mayorista, donde operan bancos y grandes empresas, el billete verde perdió 28 centavos y cerró a 35,67 para la venta. “El nivel alcanzado hoy por el dólar mayorista no se repetía desde fines de agosto pasado, bastante antes de iniciarse la fuerte suba que lo llevó a máximos históricos”, detalló el operador cambiario Gustavo Quintana.

De esta manera, el dólar continúa con su incesante marcha hacia el extremo inferior de la banda de flotación que determinó el Banco Central. Apenas se puso al frente de la autoridad monetaria, Guido Sandleris anunció a fines de septiembre que solamente se habilitarían intervenciones oficiales cuando el billete verde supere los $44 o caiga por debajo de los $34. Detalló que esas marcas se actualizarían a un ritmo del 3% mensual.

La estrategia oficial plantea que frente al primero de los escenarios (cuando el dólar rompa la marca superior) el Central podría salir a vender reservas para calmar la demanda, mientras que el segundo caso habilitaría al banco a realizar compras de dólares para fortalecer sus arcas internacionales.

Con la llegada de noviembre, las nuevas bandas se ubicarían entre los 35.02 y los 45,32 pesos.






Comentarios