Bruno Henrique había puesto el 1-0 en San Pablo pero el árbitro anuló la jugada.


El VAR entró en acción muy temprano en San Pablo, en la vuelta de la semifinal de la Copa Libertados entre Palmeiras y Boca.

A los nueve minutos del primer tiempo, Bruno Henrique puso en ventaja al equipo local pero el árbitro colombiano Wilmar Roldán terminó invalidando la maniobra.

Es que tras un pelotazo largo desde el campo del conjunto brasileño, Deyverson ganó en offside la espalda de Lucas Olaza por la derecha del ataque local y combinó con Dudu, quien cedió para que Bruno Henrique empujara a la red en el borde del área chica.






Comentarios