El Servicio Secreto estadounidense interceptó los artefactos en un control rutinario del correo en ambas locaciones. 


El Servicio Secreto de Estados Unidos confirmó que interceptó paquetes sospechosos, identificados como posibles dispositivos explosivos, enviados a las residencias del expresidente Barack Obama en Washington y de la familia Clinton en un suburbio al norte de Manhattan.

Michelle y Barack Obama. Foto: ZACH GIBSON / AFP.

“Los paquetes se identificaron inmediatamente durante los procedimientos de revisión de correo de rutina como posibles dispositivos explosivos y se manejaron de manera apropiada como tales”, aseguraron desde el Servicio Secreto local en un comunicado.

De acuerdo a The New York Times, el artefacto dirigido a los Clinton fue descubierto por un técnico que revisa el correo del expresidente y la excandidata presidencial. En tanto, el canal NY1 afirma que se trata de su residencia en la localidad de Chappaqua.

“Estos actos de terrorismo son despreciables y cualquiera que resulte responsable será procesado conforme a la ley”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en un comunicado en que aludió a los remitentes de los paquetes como “estos cobardes”.

Las primeras versiones indican que el dispositivo estaría vinculado con otro hallado este lunes en la casa del multimillonario George Soros, un filántropo y activista político que obtuvo su fortuna a través de los fondos de inversión y que suele donar grandes sumas de dinero para apoyar causas progresistas y a candidatos demócratas.





Comentarios