Carolina Pochetti se entregó a la Justicia y ante el juez Claudio Bonadio dijo no conocer los negocios de su marido.


Luego de tres días prófuga, se entregó Carolina Pochetti, la viuda de Daniel Muñoz, el ex secretario privado de Néstor Kirchner que fue señañado como su “valijero” en la causa de los cuadernos.

En su declaración frente al juez Claudio Bonadio, ella negó conocer los negocios de su pareja o ser parte de una asociación ilícita. “Son cosas de la política”, dijo Pochetti que le habría dicho su marido cuando le preguntó al respecto. Su abogado, Miguel Ángel Pló, pidió su excarcelación, pero por ahora continuará detenida.

Daniel Muñoz acompañó a Kirchner en la mayoría de sus viajes.

Bonadio había pedido la captura de Pochetti el viernes y el lunes ella había negociado sin éxito su entrega ante el juzgado. Había pedido ser trasladado a una prisión especial, ya que en Ezeiza no hay instalaciones destinadas a casos de corrupción, como sí hay en las cárceles para hombres. Sin embargo, esta solicitud fue rechazada por Bonadio y Pochetti optó por entregarse esta mañana de todas formas-

Según creen en los Tribunales de Comodoro Py, Pochetti es una pieza clave para recuperar unos 70 millones de dólares que habrían sido recaudados como coimas y que la Justicia cree ella repartió entre familiares y testaferros. Una suma de dinero con la cual se habrían adquirido propiedades en varias ciudades, Miami y Nueva York, entre ellas.

Pochetti es hija de Stella Maris Blanco, hermana de la ex esposa del ex gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, y se casó con Muñoz en 2011. Poco después, el ex secretario se Kirchner tuvo que alejarse  denunciado por presunto enriquecimiento ilícito.






Comentarios