El "Merengue" consiguió tres puntos importantes en el Grupo G.


Respira el Real Madrid. Es que, en plena crisis futbolísctica, superó de local 2-1 al Viktoria Plzen de República Checa por la tercera fecha del Grupo G de la Champions League.

​El “Merengue” salió al campo de juego del Santiago Bernabéu decidido a dejar atrás los últimos malos resultados obtenidos (no ganaba desde hace un mes). Y en a penas 11 minutos de juego, Karim Benzema -de cabeza- abrió el marcador para los españoles.

En el complemento, los blancos ampliaron el resultado con un espectacular gol del brasileño Marcelo. En tanto, Patrik Hrošovský descontó para la visita, aunque no les alcanzó y debieron volverse a casa con las manos vacías.

De esta manera, el vigente tricampeón de Europa se acomodó en su zona y ahora es líder junto a Roma con seis unidades. Más atrás aparecen CSKA Moscú con cuatro puntos y Viktoria Plzen, con apenas uno.






Comentarios