Fueron tres minutos que provocaron una situación de pánico. Hubo 15 heridos, ocho derivados a un hospital privado.


Esta semana, se dieron a conocer las imágenes que pudieron tomar los pasajeros luego de la fuerte turbulencia que afectó al vuelo 1303, de Aerolíneas Argentinas, donde 15 personas resultaron heridas. Según informó Clarín, “los pasajeros recién habían terminado de almorzar y la tripulación de cabina servía el café”, cuando todo comenzó a sacudirse y se vivieron momentos de horror y pánico. Habían pasado tan solo cuatro horas desde que el avión partió desde Miami a Ezeiza, cuando se produjo el primer sacudón, a las 18 de Argentina, sin previo aviso, y con la señal para ponerse el cinturón apagada.

Así quedó parte del avión luego de las fuertes turbulencias (Clarín)

La segunda turbulencia, que se produjo a los 15 segundos, fue la más fuerte y duró más tiempo. “Algunos de aquellos que no se habían colocado el cinturón salieron despedidos de sus asientos. Las bandejas volaron por los aires, el café caliente se volcaba en las piernas de las personas”, describe el medio. Pero la que generó el mayor daño, fue la tercera turbulencia, donde muchas personas llegaron a golpear sus cabezas contra el techo de la aeronave.

En total, fueron tres minutos. “Nadie estaba preparado para algo así. Los aeromozos servían el catering, ya habíamos almorzado, entonces era el turno del café”, dijo a Clarín Jorge Corbalán, uno de los pasajeros. Y agregó: “Si hubiese pasado en otro momento, con chicos jugando en los pasillos, por ejemplo, y más personas paradas, la historia tal vez era otra”. Otra pasajera, dijo a TN, en el aeropuerto: “Había botellas rotas, algunas personas cortada. La mayoría con heridas en la cabeza”.

Una vez que la situación se estabilizó, los pasajeros afirmaron que el piloto pidió disculpas y dos médicos se ofrecieron a asistir a aquellos que estaban lastimados. Desde ese momento, se dio aviso de alerta y se activó el procedimiento de seguridad. Así, apenas el avión aterrizó en el aeropuerto de Ezeiza, llegaron ambulancias para atender a los 15 heridos, de los cuales 8 fueron enviados a un hospital privado. Según la compañía, no hay personas internadas y las heridas fueron cortes, quemaduras por el café y contusiones.






Comentarios