Será el 28 de octubre. El Frente Federal Familia y Vida convocó a movilizarse, además, contra las "políticas de género" del Gobierno. 


El Frente Federal Familia y Vida, que reúne a las llamadas organizaciones “Pro vida”, anunció este jueves que el próximo 28 de octubre realizará marchas en todo el país en rechazo a “la política de género” del Gobierno y a la ley de Educación Sexual Integral (ESI).

“La política de derechos humanos no debe ser utilizada para imponer una ideología sexual disfrazada de derecho humano que desconoce la objetividad científica, los valores y las creencias de un pueblo o para avasallar el federalismo educativo consagrado en el Art. 5 de la Constitución Nacional”, explicó la organización en un comunicado.

La convocatoria a marchar en todas las ciudades del país fue lanzada luego de que el grupo “El Bebito”, de La Plata, ingresara a una escuela para interrumpir una clase que dictaba contenidos incluidos en la ESI, aprobada hace doce años.

“Es vergonzoso que el Estado utilice el ‘lenguaje inclusivo’, propio de minorías adolescentes que utilizan jergas para llamar la atención. Sean serios y exprésense como corresponde utilizando debidamente el idioma nacional”, indicó en otro tramo el documento del Frente Federal Familia y Vida.

Aunque la ley rige desde 2006, las llamadas organizaciones “pro vida” -denominadas así por su rechazo a la legalización del aborto- decidieron salir a repudiar el programa de educación sexual luego de las movilizaciones con que presionaron para que el Senado no apruebe la interrupción voluntaria del embarazo.

Así, lanzaron la campaña #ConMisHijosNoTeMetas, que cobró fuerza luego de que el pasado 4 de septiembre, en un plenario de las comisiones de Educación y de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de Diputados se aprobara un dictamen para modificar la Ley de Educación Sexual Integral 26.150 y garantizar su aplicación obligatoria en todas las instituciones educativas del país, estatales o privadas, ya que hoy sólo nueve provincias adhirieron a la norma.

Uno de los impulsores de la marcha es el periodista Mariano Obarrio, quien hace algunas semanas con un grupo de mujeres intentó frenar un aborto no punible en el Hospital Rivadavia.

Según un informe de Unicef, en el que destacan los logros de la ESI, “las prácticas pedagógicas que incluyen el enfoque de género se tornan más integrales en la medida que colocan el centro en las/os chicas/os, en sus experiencias y en sus demandas. En primaria procuran el reconocimiento de la igualdad de derechos, mientras que en secundaria buscan, por ejemplo, que las mujeres aprendan a identificar sus necesidades y a decir no y que los varones aprendan a escuchar y a cuidar”.

De acuerdo a los resultados de las últimas pruebas Aprender, el 79% de los estudiantes de secundaria opinó que falta educación sexual en la escuela, mientras que el 76% aseguró que no hay abordaje sobre violencia de género.






Comentarios