El árbitro no revisó la jugada en el VAR, dejó seguir y ni siquiera sacó una tarjeta.


La jugada más polémica del primer tiempo del partido de vuelta por los cuartos de final de la Copa Libertadores, entre River e Independiente, la protagonizaron Javier Pinola y Martín Benítez.

A los 27 minutos de juego, el defensor “millonario” despejó una pelota de su área y terminó dándole un planchazo al volante ofensivo del “Rojo”.

El árbitro brasileño Anderson Daronco no revisó la jugada en el VAR, dejó seguir y ni siquiera sacó una tarjeta.

¿Era penal?




Comentarios