En el duelo entre Boca y River habrá videovigilancia, cámaras adicionales y operativo antitrapitos. 


Bajo el lema “Rivales no enemigos”, Lisandro Magallán y Leonardo Ponzio dieron una conferencia en el previa del Superclásico. Los jugadores de Boca Juniors y River Plate elevaron un mensaje pacificador que deberán refrendar dentro de la cancha

Fuera del campo de juego, aproximadamente 1.230 efectivos de seguridad tendrán como objetivo custodiar a los hinchas para que el partido más importante del fútbol argentino se desarrolle con total normalidad, sin episodios de violencia.

Según anunciaron desde el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, el operativo contará con 700 policías de la Ciudad y 400 custodios de seguridad privada. Además, se destinarán cerca de 130 cadetes al programa de Tribunas Seguras -que obliga al público a asistir con DNI-, mientras que agentes de Prevención y de Control de Tránsito llevarán a cabo un operativo “antitrapitos”.

A su vez, habrá un sistema de videovigilancia en forma de globo aerostático y se colocarán cámaras de seguridad adicionales en toda la zona, sumados a los los domos del Ministerio de Justicia.






Comentarios