El volante de San Lorenzo marcó el tanto de la victoria a un año de su dura lesión.


Franco Mussis tuvo un regreso soñado a las canchas. Sobre el cierre del partido ante Patronato, puso el 3-2 con un zurdazo increíble desde afuera del área.

Un año después de la dura lesión que sufrió en la cancha de Quilmes, ante Estudiantes, Mussis se desahogó con un gol que no podrá olvidar nunca más.

La rotura del ligamento cruzado anterior y del colateral externo de la rodilla izquierda, además de una fractura en el platillo tibial, lo dejaron fuera de juego aquel 25 de septiembre del 2017. Pero este Día de la Primavera comenzó un nuevo capítulo.

Cuando parecía que el partido iba a terminar en empate, el volante recibió la pelota afuera del área, se perfiló y sacó un remate de zurda que se clavó en un ángulo de Sebastián Bértoli.

“No lo puedo creer después de tanto sufrimiento, de tanto dolor. Creo que los grandes obstáculos te dan su recompensa”, declaró tras el pitazo final, notablemente emocionado.

El mejor guerrero no es el que triunfa sino el que vuelve sin miedo a la batalla“, rezaba una bandera en su honor en la tribuna del Nuevo Gasómetro. 




Comentarios