El técnico informático había asegurado que el ex fiscal se había puesto en contacto con él. 


Al contrario de lo que Diego Lagomarsino había declarado en su descargo -sostuvo que el fiscal Alberto Nisman lo había contacado cerca de las 16.30 del sábado previo a ser encontrado sin vida- una pericia de Gendarmería da prueba de que fue el propio Lagomarsino el que estableció comunicación con Nisman ese mismo sábado a las 11.30 de la mañana.

Diego Lagomarsino (Reuters)

El resultado de la pericia informática que analizó los registros de conexión de los teléfonos que pertenecían a Nisman y que en las últimas horas ingresó a la fiscalía de Eduardo Taiano, arrojó que “surgen constancias de que quien inicia las comunicaciones el sábado mediante whatsapp es Diego Lagomarsino, que le escribe a Nisman cerca de las 11:30″.

Lagomarsino, técnico informático que trabajaba con Nisman y fue quien le facilitó al fiscal el arma que luego lo mató, “había señalado que fue Nisman quien lo contactó cerca de las 16,30. Nunca había dicho que fue él quien le había escrito primero”, indicaron fuentes de la causa a Clarín.

Este contradicción desacredita el relato de Lagomarsino, según aseguraron fuentes judiciales.

Diego Lagomarsino está acusado por el juez Julián Ercolini en la causa sobre el homicidio del ex fiscal. Para la Justicia, él fue una “pieza clave” en el hecho, un partícipe necesario del asesinato.

Por ahora Lagomarsino solo está implicado por entregar el arma calibre 22 a Nisma, con “pleno conocimiento de lo que ocurriría”. Pero no se le puede adjudicar intervención en el momento en el que se consumó el asesinato. Los responsables del crimen son aún “autores desconocidos”.




Comentarios