Se trata del incremento de un gravamen al biodiesel. La nueva suba incluiría solo al gasoil.


En las próximas horas, un nuevo incremento en el precio de los combustibles afectaría el bolsillo de los argentinos. Las compañías del sector esperan que el Gobierno oficialice una nueva actualización del impuesto al biodiesel, que se traduciría en una suba del gasoil.

Sería la segunda suba de septiembre, ya que en los primeros días del mes YPF y Shell remarcaron sus precios en las estaciones de servicio entre un 10 y 12 por ciento, respectivamente.

Pero, según aseguró TN, esta semana podría entrar en vigencia una suba en el impuesto al biodiesel, uno de los componentes del gasoil. Si las refinadoras trasladan ese incremento, obligaría a las empresas a subir los precios de ese producto.

En lo que va del año este impuesto a los biocombustibles ya aumentó un 70%. Tras la última actualización, el gasoil quedó con un precio en la Capital Federal de $28,89 el litro para el caso de YPF, $30,53 para Shell y $29,38 para Axion.






Comentarios