Escribió una carta sin firma que fue publicada en el diario The New York Times. 


Un funcionario de alto rango de la Casa Blanca publicó este miércoles de manera anónima una columna de opinión en el diario The New York Times donde afirma “ser parte de la resistencia dentro de la administración Donald Trump”.

“El presidente Trump enfrenta una prueba a su presidencia como nunca se ha enfrentado un líder estadounidense moderno”, escribió el funcionario en el artículo de opinión titulado “Soy parte de la resistencia dentro de la administración Trump”.

“El dilema -que él no comprende del todo- es que muchos de los altos funcionarios de su propia administración están trabajando diligentemente desde dentro para frustrar parte de su agenda y sus peores inclinaciones”, escribió el funcionario.

La nota aclara que esos importantes funcionarios no son “la resistencia de la izquierda”, pues su objetivo es que la administración “tenga éxito”. Y añade que no renuncian a pensar que muchas de las políticas implementadas por el gobierno republicano “han conseguido que Estados Unidos sea más seguro y más próspero”.

El texto, sin firma, subraya que la administración actual llevó a cabo reformas positivas, pero que el mandatario “es impetuoso, conflictivo, poco serio e incompetente”. “Los americanos deben saber que hay personas adultas en la habitación”.

“La raíz del problema se encuentra en la amoralidad del presidente Trump. Cualquiera que trabaje con él sabe que no cuenta con ningún principio que influya en su toma de decisiones. Aunque fue elegido como Republicano, el presidente apenas tiene afinidad con los ideales que siempre han apoyado los conservadores: libre pensamiento, libertad de mercado y de personas”, continúa la carta, calificando al presidente de “anticomercio y antidemocrático”.

Y concluye: “Existe una silenciosa resistencia dentro de la administración de Donald Trump de gente que ha elegido colocar al país primero”.

En tanto, el tradicional diario neoyorquino calificó su decisión de publicar la carta anónima de un alto cargo de la Administración de Trump como un “hecho excepcional” alegando que era “la única forma” de enseñar información importante a los lectores tras haber comprobado la veracidad de lo que dice el informante.




Comentarios