La teoría de los nuevos fiscales de la causa es que el asesinato se dio en el marco de un intento de robo. 


Los nuevos fiscales del Caso García Belsunce acusan a Nicolás Pachelo, quien actualmente está detenido por una serie de robos en countries, de matar a María Marta en complicidad con los dos ex vigiladores, Norberto Glenon y José Ramón Alejandro Ortiz.

El abogado del Pachelo, Roberto Ribas, calificó esta acusación de “jurídicamente inentendible”. De acuerdo a la nueva versión, Pachelo y Carlos Carrascosa, viudo de la víctima, serían los “coautores” del hecho. Algo que el letrado afirmó como imposible, asegurando que “Carrascosa y Pachelo se odian”.

Hasta el momento, han sido condenados por encubrimiento el hermano de María Marta, Horacio García Belsunce, el hermanastro, Juan “John” Hurtig y el vecino Sergio Binello. Por su parte, el viudo de la víctima, Carlos Carrascosa, fue condenado en dos instancias –primero por el encubrimiento y luego por el crimen– pero el año pasado la Cámara de Casación lo absolvió. La medida está apelada ante la Suprema Corte provincial. Según este nuevo giro en la causa, todos ellos habrían encubierto a Pachelo.

Para los fiscales Andrés Quintana y María Inés Domínguez, a cargo de la segunda investigación del hecho ocurrido el 27 de octubre de 2002 en el country Carmel de Pilar, María Marta llegó a su casa, sorprendió a los ladrones, los enfrentó y terminó asesinada de seis balazos en la cabeza.

María Marta García Belsunce.

El robo de un cofre metálico de la asociación benéfica “Amigos del Pilar” que María Marta supuestamente guardaba en su casa con dinero en efectivo, tres chequeras y la llave de una caja de seguridad, es el posible móvil del crimen para los nuevos investigadores.

“No tiene sentido esta acusación”, afirmó el abogado de Pachelo en la puerta de la fiscalía.




Comentarios