El obispo auxiliar de La Plata reconoció que se está trabajando para sanar a las víctimas de los hechos cometidos en el pasado. Además, habló de los ataques al Papa Francisco y sobre la despenalización del aborto. 


El obispo auxiliar de la Plata que preside la Comisión de Salud del Episcopado, Alberto Bochatey, se refirió a la actual situación que enfrenta la Iglesia Católica frente a los reclamos por los abusos de poder, de conciencia y sexuales cometidos en el pasado y la posición tomada frente al proyecto de ley que clama por la despenalización del aborto.

Entrevistado por Clarín, el obispo reconoció que la Iglesia está en pleno proceso de revisión y que viene trabajando para sanar las heridas de las víctimas de los abusos. “El mismo Papa Francisco ya realizó un “mea culpa” y manifestó que habrá “tolerancia cero“, señaló Bochatey y agregó: “Esta horrible página de los abusos en la Iglesia nos da la posibilidad de convertirnos en profetas de la verdad”. 

“Sobre los abusos de poder, de conciencia y sexuales, el Pontífice ha manifestado un largo e intenso ‘mea culpa’ varias veces y de diferentes formas”, señaló el Bochatey.

Por otra parte, consultado por el rechazo de la ley que trata la despenalización del aborto, el Obispo señaló que se trata de una “ley nocua e injusta” y que el hecho que los senadores hayan votado en contra del proyecto de ley de Diputados “abre la posibilidad de trabajar por una ley progresista y verdaderamente humana, digna del siglo XXI, que no elimine la vida de ningún ser humano, que tutele a la mujer vulnerable con embarazos inesperados,cuidando que no muera ni ella ni la vida que lleva en su seno”.

Por último, el obispo auxiliar de La Plata remarcó que hay un claro ataque a la Iglesia y la figura de Papa Francisco por parte de distintos grupos de personas y de distintos intereses. Asimismo, respecto a la renuncia a la fe católica (Apostasía) que se dio en los últimos meses como un fenómeno en masa, señaló que “en temas tan delicados y de conciencia no es bueno actuar por reacción, presión o moda. Mucho menos por movimientos masivos, callejeros e ideológicos”. 




Comentarios