Sucedió en el parque nacional Serengueti en Tanzania.


Un grupo de turistas que recorría el Parque Nacional Serengueti en Tanzania vivió un tenso momento cuando en medio de una excursión una chita se introdujo en su auto. Pero a los pocos minutos, el temor desapareció ya que el guía comenzó a sacarse selfies con el animal y acto seguido todos empezaron a fotografiarse. 

El felino se abalanzó sobre el techo del vehículo, que estaba abierto. Los visitantes quedaron perplejos mientras que el guía que los acompañaba reaccionó para capturar el momento con la chita.

Luego, una adolescente hizo lo mismo y posó para la foto. Finalmente, el animal dejó el lugar, pero su presencia quedó registrada en un vídeo y en varias selfies.


En esta nota:

Otras África


Comentarios